Cómo pensar engrande y perder el miedo al fracaso

by

Vivimos la vida que visionamos.

En neurociencia, en hecho de poder imaginar un futuro, es el primer paso a hacerlo posible. Sí, posible. Si lo podés ver en tu mente, ya le diste la chance a que pueda existir.

Habitamos 3 espacios: el planeta, nuestro cuerpo y nuestra mente.

Somos muy conscientes de los primeros dos, pero poco nos ocupamos de nuestra mente; a pesar de tenerla pegada al cuello. La tratamos como una parte más que debe funcionar ¨correctamente¨, acompañarnos y sernos fiel; pero no nos ocupamos de ella.

Alimentamos nuestro cuerpo, lo ejercitamos, y poco solemos hacer con nuestros pensamientos. Filtramos poco los mensajes que recibimos, nos repetimos verdades sin que lo sean, y la alimentamos con lo que otros deciden por nosotros.

Pensar en grande, tener objetivos, llevarnos a nuestro máximo potencial, superarnos, aprender, crecer; van de la mano con el tipo de mentalidad que tengas.

– ¿El tipo de qué, Lulu?
– Lo que pensás, es lo que vivís

¿Pensás en grande? ¿En chico? ¿Tus objetivos son tuyos o son ajenos?
¿Por qué no te animás a ir por más? ¿Qué miedos te detienen?

¨Quiero… pero como no sé cómo hacerlo… entonces, no.¨
¨¿Y si todo sale mal?¿Y si lo pierdo todo?¨
¨No quiero ser un fracaso, qué van a decir de mí ¨
¨Yo no nací para eso¨

4 obstáculos inmensos que te pusiste en tu camino:

  1. El cómo: si no lo sé, no lo hago
  2. Tus otras visiones: yo sé que puede salir mal, entonces mejor no
  3. El fracaso: si me va mal soy un fracaso
  4. El esfuerzo: si me lleva tanto trabajo entonces no soy bueno para eso

Desaprender es uno de los ejercicios permanentes que hago como emprendedora, pero como persona y mujer antes que nada.

Llegué hasta donde estoy hoy por todo el camino recorrido, por los mensajes que recibí, las personas que me forjaron, mis ideas, mi educación… pero también por las etiquetas de la sociedad en la que vivo, las presiones que recibo con naturalidad por ser mujer, los ideales de todo tipo (desde el éxito hasta la belleza). Me pregunto entonces, hasta dónde podría llegar deconstruyendo todo eso?

Dale play y dejame acompañarte a que puedas pensar en grande sin tener miedo al fracaso.

Comments are closed.