Lo Lindo, lo Malo, lo Feo

by
A mí, en Marzo ya se me olvida el balance del año pasado.

Todos hacemos el balance de fin de año, no? Queramos o no, escuchamos a otros hablar de sus conclusiones y es inevitable pasar al menos unos minutos, pensando en nuestro año pasado. Pero tal vez te pase como a mí, que los balances de toooodooo un año, me son muy grandes y no me ayudan a enfocarme. Yo prefiero balances cortos, más concisos y claros.

 


 

EL AÑO DE 3 MESES

12 Semanas. 90 Días. No parece tanto, verdad? Pensalo como el período de prueba en un trabajo; 3 meses para poner en marcha nuevos proyectos, ideas, cambios, hábitos. Incluso si tienes un gran objetivo del año, poder dividirlo en pequeñas metas, te ayudará a distribuir la presión, la ansiedad y el desafío. Divide y reinarás! 

 


 

UN REGALO

Sé que te propongo algo nuevo, así que quiero darte las herramientas para que puedas lograrlo. Preparé un diseño para que puedas hacer todas tus listas! Ya puedes descargar tu  Balance de 3 meses

 


 

3 LISTAS

Para analizar mis últimos 3 meses, hago una categorización muy simple: todo lo lindo, lo malo y lo feo. Simple, no?

Lo lindo
Es todo aquello que te dio gusto hacer. Es importante trasladarnos y poder volver a sentir esas sensaciones. Aquello que nos dio placer; que disfrutamos! Si hubo poco, entonces habrá que sumar ideas en esta lista.

Valen masajes, cenas con amigas, escapadas de fin de semana, entrenar, un autoregalo, un curso al que querías ir, una charla difícil que pudiste afrontar, un nuevo look en la deco de tu casa.

Concejo: al menos 1 vez por semana, date un premio con algo lindo!

Lo Malo
Acá están las cosas que NO queremos volver a hacer NUNCA MÁS! Sí, esas experiencias que nos pusieron incómodas, nos enojaron, dolieron, nos fueron injustas. Si estas sensaciones las relacionas con una persona; entonces es hora de pensar con qué energía nos volveremos a encontrar, si queremos modificar nuestra relación, o si es hora de dejarlo ir. Si en cambio son tareas que te fastidian: PACIENCIA! Pongamos en marcha un plan para derivar estas tareas o pensar si podríamos totalmente abandonarlas.

Lo Feo
Lo feo no es placentero, no nos copa, pero tampoco nos hace daño. Son esas cosas que ¨Ni¨, que hay días que nos embola hacer, y hay otros en que pasa desapercibido.

Podemos tomar 4 posturas al respecto:
1. Cambiar nuestra energía. La forma en que nos sentimos cuando encaramos una tarea, será la que rija toda la experiencia. Estar presentes y tomarnos 2 minutos para intencionar, puede cambiarlo todo. También podemos cambiar el punto de vista, ver el beneficio en la tarea cumplida; cómo nos sentiríamos si la hacemos y cómo si no la cumplimos.

2.
 El bien mayor. Tal vez esta tarea sea parte de un proceso más grande para alcanzar algo que nos dará real satisfacción. Pensemos en ese gran objetivo cumplido, visualicémonos una vez alcanzado; y eso te dará la energía para poder completarla.

4.
 Delegar, señores y señoras. Tal vez haya alguien más adecuado para la tarea, mejor capacitado y con ganas incluso de hacerla. Mira a tu alrededor, puede que esa persona esté más cerca de lo que piensas.

3.
 Capacitarnos. Sí, tal vez son tareas ¨feas¨ por ser difíciles; y la mejor opción es mejorar nuestras habilidades para poder resolverlas mejor; además aprender siempre viene bien!

 


 

Guarda esta lista y sobre todo tu Top 3 de lo Lindo, lo Malo y lo Feo! Queremos mucho más de lo lindo, menos de lo feo y nada de lo malo. Nos vemos en 3 meses!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *